29 ago. 2008

Camine un buen trecho con el placer, y el hablo todo el tiempo,
y cuando me dejo, yo no era mas sabio por todo lo que dijo;
camine también con la aflicción y no me dijo una sola palabra,
pero ¡Las cosas que aprendí cuando ella estuvo a mi lado!

No hay comentarios.: