28 jun. 2007

" Los pensamientos de un hombre determinan su vida."

Marco Aurelio

1 jun. 2007

MI VIEJO

hace un tiempo me cruce con una persona muy parecida a mi viejo, anteojos, gamulan marrón y el andar siempre apurado de mi papá, quede helado y por un momento me vinieron a la cabeza un monton de pensamientos, claro la situación no seria rara de no ser porque mi viejo había fallecido hacía ya 14 años (como paso el tiempo), quizas no fué el mejor papá del mundo, pero a pesar de que se fué de casa cuando yo tenia 3 años, en realidad nunca senti la sensación de abandono, ya que siempre se daba una vuelta por casa para traer unos mangos y ver como estaba, y si bién el me llebaba a todos lados, no recuerdo que me haya abrazado o que me dijera que me quería, a pesar de que no hacia falta que lo hiciera ya que de distintas maneras, me lo demostraba permanentemente; hubo un día en particular que cambió para mejor nuestra relación; el tenía una casa muy grande en la ciudad de Córdoba, recuerdo que lo acompañe a la terraza a buscar algo, desde alli se veía toda la calle y los techos de otras casas, era una mañana con mucho sol, se podría decir que era un hermoso día, en ese momento me miró y después de unos segundos me dijo que ya era todo un hombre, yo habre tenido unos 21 o 22 años, quedamos en silencio, en ese momento lo único que se me ocurrió decir fué: Te quiero viejo, el bajo la cabeza como avergonzado y respirando por la nariz casi moqueando y sin dejar de mirar al piso como lo hacen los chicos cuando se portan mal, me dijo, perdoname hijo, perdoname… me abrazó y se puso a llorar como pocas veces lo había visto, en ese momento calculo que se estaba quitando un peso que hasta ese momento, llevo encima por casi 20 años. Cuando yo estaba cerca de cumplir los 24, el viejo murió, y de no haber sido por ese pequeño momento en la terraza, quizas nunca le hubiese dicho que lo quería;... agradezco a mi vieja que gracias a Dios, hoy todavía la tengo, que nunca me haya inculcado odio o resentimiento alguno en contra de el, y que hoy pueda recordarlo con cariño y también cierta nostalgia.
Dicen que las historias se repiten, y que nuestros hijos van a ser como fuimos nosotros con nuestros padres, no se, Dios dirá.

Va este pequeño homenaje para vos, ¨Viejo Andres¨ en este mes del Dia del Padre.